La reactivación económica del Perú después del coronavirus Tema Central
03/07/2020

La reactivación económica del Perú después del coronavirus

El Gobierno peruano ha comenzado con el proceso de reactivación económica mediante la reanudación de actividades en cuatro fases y la implementación del programa ‘Reactiva Perú’. Conozca en qué consiste cada una de estas medidas que buscan impulsar la economía de nuestro país.

Después de varios meses en los que diversos sectores productivos de nuestro país habían paralizado sus operaciones por completo, el Gobierno decretó la reanudación de las actividades económicas de manera progresiva con el fin de mitigar las consecuencias económicas ocasionadas por la pandemia de Covid-19.

De esta forma las empresas volverán a operar siguiendo un protocolo estricto de bioseguridad que garantice la salud de sus trabajadores, colaboradores y clientes. Esta reactivación se llevará a cabo en cuatro fases que serán constantemente evaluadas por las autoridades.

La primera fase empezó en el mes de mayo con la reanudación de 27 actividades económicas relacionadas a los sectores de minería, industria, construcción, servicios, consumo y comercio. Es así que ya se encuentran operando los restaurantes a través de la entrega a domicilio, empresas que se dedican al comercio electrónico, etc. Se estima que cerca de 13,253 empresas han sido autorizadas para operar durante esta fase.

La segunda fase arrancó el 22 de junio donde otras 28 actividades económicas han reiniciado labores. Las empresas que han vuelto a operar durante esta fase son las del rubro de manufactura, comercio y servicios. Entre ellas se encuentran los grandes centros comerciales, los salones de belleza, las fábricas productoras, entre otras. La meta es que al final de esta fase se haya reactivado el 85% de la economía de nuestro país.

Por su parte, las fases 3 y 4 arrancarán en el mes de agosto. Actualmente las autoridades
peruanas se encuentran evaluando y analizando las medidas que implementarán en estas
últimas fases con el fin de abrir la economía, pero manteniendo ciertas restricciones para
evitar posibles rebrotes.

‘REACTIVA PERÚ’: EL PROGRAMA QUE BUSCA IMPULSAR LA ECONOMÍA LOCAL

El economista y docente de la PUCP Waldo Mendoza, afirma que este será el peor año
para la economía del Perú en más de un siglo, por lo que es fundamental que el Gobierno brinde mecanismos de ayuda para que las empresas no desaparezcan. “Este año se sufrirá la caída más grande del PBI desde la Guerra con Chile, por eso es importante que las empresas sobrevivan. Ninguna reactivación económica va a ser posible sin empresas sanas”, expresa.

Es por ello que el Gobierno ha lanzado el programa ‘Reactiva Perú’, el cual busca apoyar a
las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas a fin de que puedan acceder a créditos
bancarios para que puedan continuar operando. “Estos préstamos funcionan como una especie de respirador artificial para que las empresas no desaparezcan. Económicamente es un excelente negocio para el país, porque de los 60 mil millones de soles que se van a otorgar, es probable que sólo se pierda un porcentaje mínimo”, señala Waldo Mendoza.

Javier Balbín, Head de Enterprise Client Solutions de BBVA en Madrid, nos explica a detalle cómo funciona el programa ‘Reactiva Perú’ y qué requisitos deben cumplir las empresas para acceder a estos créditos. “El Gobierno ha habilitado unos fondos para ser administrados por Cofide al que podrán acceder los bancos para que puedan realizar préstamos a las empresas, asegurando liquidez a las mismas. Las empresas que quieran acceder a estos préstamos, que podrán ser desde pequeñas hasta grandes, deberán cumplir con ciertas condiciones como tener un buen historial de pago, no tener deudas tributarias, no estar en listas de exclusión definidas por el Gobierno, entre otras”, explica.

Estos préstamos son a un máximo de 3 años y cuentan con la garantía del Estado. Además, tienen tasas de interés muy bajas y un periodo de gracia de 12 meses sin pago de capital ni intereses. Evidentemente, y como no puede ser de otra forma, al tener garantía del Estado el uso de la liquidez tiene restricciones: no puede ser usado para pagar y/o prepagar financiamientos vencidos o vigentes, ni para compra de activo fijo, bonos, acciones o hacer aportes de capital”, agrega Balbín.

Este programa busca otorgar liquidez al mercado para asegurar la continuidad en la cadena de pagos y que las empresas puedan cumplir con sus obligaciones de corto plazo con sus trabajadores y proveedores. “Contrariamente a lo que mucha gente piensa, este programa no les permite a los bancos ganar dinero. ‘Reactiva Perú’ funciona como un modelo de préstamos a empresas (dar liquidez al mercado) para que no haya un impago masivo (ruptura de la cadena de pagos) que podría generar el desplome de la economía del país”, sostiene Javier Balbín.

Una vez que los bancos hayan aprobado los préstamos que se otorgarán a las empresas, Cofide verificará la información y emitirá los certificados de garantía con los cuales podrán comenzar los desembolsos a las empresas. Así lo explica Martín Naranjo, presidente de la
Asociación de Bancos del Perú (Asbanc). “El rol de Cofide es necesario. Las habilidades operativas, la capacidad de procesamiento, el conocimiento respecto de las formas de trabajo crédito por crédito están en el agente financiero del Estado. En este caso es Cofide. Tiene un área con mucha experiencia en el manejo de fideicomisos”, afirmó en una entrevista realizada por Perú21.

Además, Naranjo considera que este programa es todo un éxito y que será muy beneficioso para la recuperación de nuestra economía. “Reactiva Perú es un éxito por donde se mire. Se han realizado 71,553 créditos en un periodo relativamente corto. El 70% de destinatarios de estos créditos han sido las micro y pequeñas empresas (mypes). Todo esto ha implicado un gran esfuerzo del sistema bancario que ha atendido un número de operaciones 10 veces mayor a lo que regularmente se hace”, afirmó en una entrevista para Equilibrium Financiero.

Por su parte Hugo Ñopo, investigador principal del Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE), considera que muy aparte de esta inyección económica que está realizando el Estado, es importante que las empresas innoven y se reinventen para poder recuperarse de esta crisis. “Es necesario que las empresas empiecen a buscar nuevas oportunidades en el mercado. Lo que se viene para la economía es la exploración de nuevos espacios para ofrecer un conjunto de bienes y servicios que se adapten a las necesidades actuales de los ciudadanos”, expresa.

Para ello también es fundamental que el sector empresarial no espere resultados inmediatos, ya que la demanda no será la misma que antes debido a la pérdida de empleos e ingresos que ha sufrido la población. “En nuestro país el trabajo informal representa el 70 por ciento, mientras que el 40 por ciento de las personas optan por el autoempleo. Estas cifras explican por qué nuestra economía se ha visto tan golpeada por esta crisis. Por ello, las empresas deberán ser un poco pacientes hasta que la demanda comience a recuperarse poco a poco”, finaliza el doctor Ñopo.

Más artículos