Revista Brújula #86 El egresado del mes
03/09/2021

Conoce más de Leonie Roca, abogada y presidenta de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN)

Abogada por la PUCP. Tiene estudios de posgrado en Harvard Kennedy School of Government y la Universidad de Piura. Con más de 20 años de experiencia en gestión pública. Ha dirigido compañías como “Rímac Seguros”, “CONFIEP”, “Clínica Internacional” y desde hace tres años, es presidenta de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN). Su idea del éxito no pasa por “ocupar grandes puestos” o “dirigir empresas”, por el contrario, el éxito es explotar el potencial.

La jurista Leonie Roca llega puntual a la entrevista. Me revela que no asiste a ninguna sin antes agendarla. Y no es para menos, se trata de la presidenta del gremio empresarial que agrupa a las principales empresas concesionarias de  infraestructura para servicios públicos.

Para Leonie, haber ocupado grandes cargos en su vida, como el actual, no define el éxito. “Ser exitoso es subjetivo, ocupar puestos altos no son definiciones del éxito para mí sino aquel que se pone vallas de exigencia en todo sentido”, menciona.  

Antes de ser quien es, Leonie no sabía que carrera universitaria elegir. Nacida de una familia de médicos, artistas, más no de leyes. Tenía cierta afición por trabajar en un estudio de abogados vestidos en ternos y camisas, con hábitos en lectura. Leonie, poseía un deseo: estudiar en la mejor universidad del Perú, y así lo revela, “en el colegio me decían que era muy alegosa y que me gustaba debatir. Eso lo tuve presente y creo que por eso estudié Derecho”, comenta.

La primera experiencia como letrada fue en el estudio de abogados “García Sayán”. Poco después, ingresó a la Comisión Andina de Juristas y, luego, al Instituto Libertad y Democracia (ILD). Estos trabajos los cataloga más como retos.  “Yo creo que si todo trabajo no es retador, no aprendes. Todos han sido en momentos distintos, unos con más responsabilidad, otros con menos. No ha habido trabajo que me haya dado miedo tomarlo,  y ese miedo me llevó a esforzarme el doble”, comentó. 

La valentía inmersa en ella, la orilló a emprender vallas más altas. Así, desempeñó cargos como presidenta ejecutiva y directora de OSITRAN, gerente general de Aeropuertos del Perú, y, además, vicepresidenta ejecutiva de Imagen y Asuntos Corporativos en Rímac Seguros y Reaseguros, entre otras posiciones descollantes a lo largo de su trayectoria profesional. 

Durante esos viajes de retos profesionales, valora la humildad, sobre todo, en los puestos de liderazgo. “Debes reconocer que hay cosas que tu equipo puede saber que tú no sabes, por lo que se debe tratar como pares. Lo único que nos diferencia son las posiciones, pero eso no determina el tipo de persona que soy, los valores que tengo y cómo los trato”, menciona.

Como estudiosa de las leyes, sabe que una versión siempre tiene distintas verdades, razón por la cual, eligió a la PUCP como su alma máter. “La Católica era la mejor en Derecho, y yo quería la mejor universidad sin duda. Además, es muy diversa, podía tomar cursos de distintas facultades y eso me gustó mucho. La base de una fortaleza es la capacidad de conversar con mucha gente respetando distintos puntos de vista, no ser dogmática”.

Hace una remembranza de algunos profesores que son parte de su formación profesional. “Tuve profesores icónicos como Marcial Rubio, un super profesor; Fernando de Trazegnies, sus clases eran alucinantes, profesores que me enseñaron a pensar como abogada. Fernando, enseñaba Filosofía del Derecho, creo que es el mejor curso que he tomado en mi carrera universitaria”, dijo.

Leonie Roca nunca ha descansado, todo se lo ha ganado a base de mucho esfuerzo y exigencia desde muy joven. Si algo le molesta a Roca es la mediocridad, ver cómo las comodidades pueden convertir a una persona en poco proactiva. “Los que nos esforzamos mucho por intentarlo tenemos la convicción de haberlo dado todo. Me preocupa ver a muchos jóvenes hacer cosas por ganar más dinero más que aprender. Es algo que debe combatirse”.

En este momento, Leonie posee mucha tranquilidad, disfruta de leer, viajar, tejer, realiza diversos hobbies en paralelo a las responsabilidades que asume. 

Finalmente, admite que sí tiene en su memoria los mejores trabajos que ha ejercido, “mis mejores trabajos han sido donde he tenido un buen líder” porque un buen trabajo, para nuestra entrevistada, más bien se define por la exigencia impuesta por el superior.“Un buen líder es alguien que te reta, te pone retos difíciles, pero sabes que los puedes cumplir”.